Follow by Email

martes, 8 de mayo de 2012

Monte Baker, WA, 3250m, 6 mayo 12

Le toco el turno a una de las clásicas, ya tenia ganas de hacer un fin de semana completo en la montaña y el Baker era una buena opción, el espolón Norte parece que tenia atractivo, glaciar, nieve, hielo, cumbre en uno de los volcanes emblemáticos de Noerteamérica, buena previsión meterorológica para todo el fin de semana.....cuando Alex y John me preguntan sobre que idea tenía para el fin de semana yo no lo dudo, propongo irnos para allá.
Dos horas y pico de coche y llegamos al centro de visitantes, donde nos registramos con los rangers (voluntario, pero no está de más y nos enteramos de como está la carretera de acceso), dos amables féminas nos dan a entender que no tienen mucha idea ni de como está el acceso ni de las condiciones.
La carretera de acceso, por suerte, está cortada por la nieve más arriba de lo que pensábamos y sólo tenemos que hacer 3.5 km extra de aproximación por la carretera cubierta de nieve; luego ya nos introducimos por el bosque, para abandonarle más tarde camino del espolón que nos llevará hasta el lugar donde decidimos poner la tienda, ninguno de los tres (un americano, un ruso y un español, como en el chiste) hemos estado primero por aquí y todo es nuevo para nosotros,

Durante la subida, tan pronto nos nieva, como sale el sol, éstas son las condiciones típicas por éstas montañas, al menos tenemos huella en la subida y podemos ir tranquilos de que vamos por el camino correcto, pero... primer contratiempo en los planes, John se empieza a quejar durante la subida de la rodilla (hace unas dos semanas se lesionó entrenando en el rocódromo y pensaba que estaba bien, pero al empezar a ponerse la subida dura, la realidad era otra), lamentáblemente se tiene que descartar para el día siguiente.
En cuanto encontramos un lugar adecuado, plantamos la tienda, en un espolón a unos 1800m, con una vistas fantásticas, tanto hacia a rriba, como hacia abajo, para el dia siguiente vamos a dejar un largo glaciar por cruzar y un desnivel total de 1400 metros.


Alex y yo decidimos al dia siguiente levantarnos a las 3 de la mañana con la esperanza de que la noche de luna llena haya dejado el glaciar con la nieve en unas condiciones aceptables ..... ilusos, no ha sido suficiente, empezamos a las cuatro y media y enseguida descubrimos que nos hundimos casi hasta la rodilla, pero ninguno quiere perder la esperanza, tenemos muchas ganas de hacer actividad y seguimos poco a poco dándonos relevos, sin parar, hasta acceder al glaciar Coleman y cruzarle hasta la base del Baker. En el glaciar nos encordamos y tenemos que usar todas nuestra experiencia para trazar la ruta, pues no hay ningún rastro de paso, sorteamos grietas (apunto estuvimos de caer en dos de ellas cubiertas por la nieve), saltamos algunas, trabajoso recorrido hasta llegar a la rampa de acceso al espolón norte, unas cuatro horas de glaciar, una pasada, como para volver sobre nuestros pasos ahora que le empieza a dar el sol, para arriba, con la esperanza de que las condiciones de la nieve mejore en la montaña, ilusos....
en la rampa de acceso, de unos 45-50 grados, seguimos hundiendonos y se sigue haciendo la progresión muiy trabajosa


Con mucho trabajo llegamos a la base de la barrera de hielo, por fin aquí vamos a poder desquitarnos y pinchar un poco, según la reseña son dos largos de hielo de unos 70 grados que decidimos hacer por el mismo espolón, con  mucho ambiente y vistas fantásticas


Después del hielo, la esperanza era que las condiciones de la nieve mejoraran hasta la cumbre, aún nos quedaba mucho desnivel, ilusos.... seguimos hundiendonos hata casi la rodilla, pero ya no hay posibilidad de marcha atrás, hay que salir por arriba y nos empieza a preocupar a que hora terminaremos ésto y la intranquilidad que tendrá John esperándonos en la tienda, pero, para arriba, ahora no hay opción...


Después de casi 12 horas hacemos cumbre en el plató del cráter, un día estupendo, pero por allí ya no está ni el gato y nos queda un largo descenso, más largo de lo que esperábamos y llegamos a la tienda casi anocheciendo, donde encontramos a John bastante intranquilo pero contento por vernos aparecer, recogemos todo y para abajo, al coche a la una de la mañana, a casa mejor no acordarme, sin baterias en el móvil y sin avisar.... para que contar, hacia mucho que no me daba una paliza similar, un breve descanso y al curro, con unas agujetas que no recordaba en mucho tiempo...
Mas fotos en:
https://picasaweb.google.com/jesuslarri/MountBakerNorthRidge6Mayo12#

No hay comentarios:

Publicar un comentario