Follow by Email

jueves, 31 de mayo de 2012

Monte Stuart 2870m, 27 Mayo 12

El monte Stuart, una montaña de 2870 metros de grandes  dimensiones, una enorme y compleja masa de granito. La segunda montaña mas alta, no volcán, de la cadena de las Cascade.
Otra montaña de fin de semana y otra paliza. Me voy dando cuenta que aquí las montañas interesantes tiene un montón de aproximación, no hay ninguna infraestructura de acceso, enseguida te encuentras en terreno salvaje a merced de los osos (menos mal que somos cuatro y no se van a acercar).
Si para el Baker estuvimos 20 horas de actividad, por las condiciones de la nieve, en el Monte Stuart han sido 17 horas “camp to camp”, por las condiciones de la ruta, nuestro desconocimiento de ella y que nos equivocamos en un par de veces, perdiendo tiempo en superar resaltes de roca, que nos dificultaron la ruta y que estaban fuera de ella.
Pero eso es lo bonito de la montaña, cuando te encuentras en terreno del  que no tienes mucha información  y  que no conoces, intentar encontrar la vía correcta y navegar por ella. La verdad que si comparo las reseñas de las guías de aquí con las que encuentras en Alpes, por ejemplo, no dan mucha información y te dejan la aventura de descubrir la montaña.
Aprovechamos tres días de fiesta para ir a otra de las montañas emblemáticas de las Cascade Mountains, intentando elegir una vía interesante y clásica. Primero íbamos con la intención de hacer el espolón Norte, pero al llegar confirmamos que tenía demasiada nieve para meternos en una vía larga (18 largos) en la que hay pasos de V+/VI, por lo que optamos por un plan B, el corredor y cresta Oeste (la segunda ruta técnica más popular de la montaña), una vía con corredor y dificultades moderadas en roca sobre el papel, pero claro, hay nieve y nunca se sabe, no dejando de ser una ruta larga y complicada donde no es dificl equivocarse y meterse en marrones, como bien pudimos comprobar.
El sábado en la aproximación, la gran paliza, nos equivocamos de ruta y en vez de coger directamente hasta final del valle para acceder al collado que nos aproxima a la montaña, seguimos unas huellas equivocadas y nos subimos a una cresta, por una nieve pesada, que nos deja bastante lejos de la montaña, pero que sin embargo resulta atractiva y bonita, con nuestra montaña en el horizonte.



Tardamos algo más de 8 horas en alcanzar el lugar donde acamparíamos, por nieve pesada, cerca de un precioso lago (en verano) ahora cubierto de nieve.
A la mañana siguiente, salimos a las cuatro y media de la mañana, previendo un día largo.
Con la bajas temperatura de la mañana la nieve esta dura y avanzamos rápido hasta meternos en el corredor, bonito, entretenido y con buena nieve, sin pasar de los 50º, 60 en algún resalte, pero que no requiere encordarnos.
 En el horizonte dominado el Rainier, grandioso con sus 4400 m.


Asi avanzamos rápido hasta llegar a la zona  rocosa de la cresta y desde donde ya no teníamos muy claro la ruta, por lo que en algunos tramos perdimos bastante tiempo trepando algunos resaltes de cierta dificultad.
En la mayor parte avanzamos en ensamble y sólo haciendo largos en un par de zonas con dificultad. 






Nos equivocamos dos veces y al final llegamos a la última parte que da acceso a la cima. Allí la reseña que llevamos no nos cuenta muy bien por dónde acceder, tampoco lo vemos claro por la nieve de las zonas mas accesibles, por lo que primero Alex, con los gatos puestos, lo intenta por la zona sin nieve, pero no lo ve claro y se baja. Luego lo intento yo por otro lugar en mixto con roca y hielo, pero después de pelearme un rato, sin verlo tampoco claro, mis compañeros me indican que es demasiado tarde, son las tres y no hemos hecho cima, tampoco sabemos cuanta dificultad tiene el acceso a la cumbre por donde nos hemos metido, ni si el descenso es fácil de encontrar, mis compañeros me insisten y destrepo….solo quedan unos 50 metros de escalada pero decidimos darnos la vuelta y descender la ruta, destrepes, rapeles y desandar el corredor, al final llegamos a las tiendas justo al  anochecer, si hacemos cumbre no sabemos a qué hora hubiéramos llegado.
Resumen, otro montañón y rutas peleonas, pero muy bonitas y disfrutonas, un gran dia de montaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario