Follow by Email

lunes, 14 de enero de 2013

Norte del Chair Peak y hielo en Alpental, 13 y 14 Enero



Y era eso que iban un americano, un ruso y un español…, disfrutando del espectacular buen tiempo que tenemos asentado por la costa oeste en el Pacífico.
Sábado, está haciendo mucho frío, llevamos días que nos levantamos bajo cero y el toque de queda se terminó.  Propongo ir a ver si podemos pinchar hielo en la cascada que había atisbado hace dos semanas, raqueteando por la zona de Alpental, con tiempo no muy claro.


Nos situamos debajo de Chockstone y desde abajo me parece más delgada de lo que estaba hace días y lo que es peor, suena agua. Pero tiramos corredor para arriba, a ver qué se puede hacer.

Un largo con hielo aceptable nos pone debajo de la cascada, que chorrea agua con ganas, ha hecho frío pero parece que no lo suficiente para congelar todo el torrente.




Vemos peligroso pegarle el tiento desde abajo, pues el hielo está fino en la parte alta de salida, donde sale el agua y tomamos una variante entretenida por la derecha que nos pone encima, árbol, cuerda, rapel y top-rop, que nos hace pasar un buen rato, al sol y con vistas al valle.







Más fotos:

Día estupendo y condiciones buenas en la zona, que hacemos mañana, MTB?, no, volvemos, el Chair Peak tiene buena pinta, la cara Norte es una de las clásicas de las Cascade Mountains y seguro que es la hora.

Domingo, madrugar, un americano, un ruso y un español, siete bajo cero en el aparcamiento, camino de Chair Peak, mucha gente para arriba, más grupos con pinta de ir al mismo sitio, no me extraña, contamos con eso, aquí hay mucha gente que hace actividad y lo raro sería que no fuera así. El crugido de la nieve seca a nuestro paso recuerda el invierno de los Alpes.
La aproximación, la misma del segundo post de éste blog, cuando por febrero del año pasado empezaba a explorar por la zona, pero ahora con objetivos más interesantes.



Llegamos a la base de la norte, gente esperando, paciencia, el día es bueno y cogemos ticket en la cola, una cordada empezando el primer largo, otra esperando y nosotros terceros, por detrás llega más gente….
La segunda cordada se aburre y deciden que es mejor día para esquiar, buena decisión, en lo que a nosotros nos incumbe, han aproximado con esquís y se tiran desde la base de la vía toda la vertiente norte hasta el lago helado de la base… nos dejan segundos en la cola.

El primer largo ya sabemos lo que va a pasar, nos toca lluvia de nieve y hielo de los que están por arriba, muy incomodo, pero, a sufrir;  es un largo entre 50-70 grados en hielo que se deja hacer y se pueden poner algunos tornillos cortos.



Por abreviar el sufrimiento, al terminar los 60 metros de cuerda del primer largo, continuamos el campo de hielo a 50 grados del segundo en ensamble, eso nos coloca en el árbol de la reunión donde cogemos a la cordada que nos precede.

Por debajo, aparece la tercera cordada, a la que le toca todo lo que tiramos los demás, esquivando bloques de hielo del tamaño de un televisor que bajan por la ladera. Quejas, que si parar de escalar, que si dejarnos llegar a la reunión, que echarme una cuerda que un bloque de hielo me va a tirar de la pared…. Nos dan pena y paramos, le hecho mi cuerda y le aseguro hasta la reunión, pero, es la ley, el que viene por debajo ya sabe lo que le toca.


Dicen que se quedan allí hasta que salgamos de la vía, aunque terminen de noche, pero con el tiempo que hemos perdido, ya no terminamos ninguno de día.
El siguiente largo con hielo muy roto y costra, se hace imposible de proteger con tornillos, encima he tirado con las ganas de salir lo antes posible detrás de la cordada que llevamos delante y no he cogido nada de material de roca, que hubiera necesitado  para proteger un poco, o sea, que con cuidado en lo posible y a tirar a límite de cuerda, donde pongo la estaca que llevo y monto reunión, a diez metros de la cornisa de salida.


El día fantástico, sin viento, las cuatro de la tarde, buena hora para hacer cumbre con buena luz para hacer fotos y rápido para abajo, en poco más de media hora es de noche….

Al fondo, el Rainier siempre presidiendo:



Destrepamos un corredor y la noche nos coge al salir del rápel de 60 metros del segundo, que nos deja en la cara este,  donde tenemos las raquetas y … de noche para abajo… es que anochece muy pronto por aquí.





Más fotos:
https://picasaweb.google.com/106650000431356267541/ChairPeakNorthFace14Feb13