Follow by Email

viernes, 19 de febrero de 2016

Invierno, hielo, Canadá, Banff... Ahí estamos, 11-15 Feb 2016

Uno de los grandes sueños de todo aficionado a la escalada en hielo que borramos de la lista; cuantas veces hemos visto babeando esas fotos y vídeos de escalada en hielo al sol en Canadá, pues bien, aquí estamos, en la Meca, en el corazón de las Rockies, en Banff National Park...
El viaje, con paradas, unas 12 horas, si tenemos en cuenta que es lo que tenemos para situarnos en el corazón de las Rockies, en Canmore, no está mal. Nos hemos situado a la sombra de las Rockies.

Las temperaturas no son demasiado frías, -1C por la noche y hasta 8C por el día, nos preguntamos si, los grizzlies se van a ir despertando pensando que llega la primavera.
El primer día de escalada es viernes y vamos a aprovechar a meternos en una de las clásicas del área de Banff, con la mole del monte Rundle presidiendo, Professor Falls, ante la previsión de que en el fin de semana este concurrida, ...y bingo!, estamos solos en la ruta, aunque  vemos que es una cascada con diferentes saltos que dividen los largos, por lo que no sería un gran problema encontrarse a la vez con otras cortadas en la ruta. De todas formas, una gozada estar solos en quizá la cascada más popular de Banff.



A las faldas del Mt Rundle se adivina nuestro objetivo








Para llegar a ella, tenemos unas dos horas de pateo desde el pueblo de Banff.y allí está...
Para allá vamos,.... corriendo y babeando!!!


Son 210 metros, WI4, divididos entre 6 u 8 largos, dependiendo de las guías y como los distribuyas, nosotros la hicimos en 6, tres para cada uno, o mejor dicho, 5 y medio, pues el 5 se quedo cortito.


El primero, un cascadón tieso de 30 metros, 
WI4, hasta una cadena. 



 El segundo que hacemos, combinamos dos resaltes de WI3, unos 50 metros. 
















El tercero, interesante, WI3-4 de 30m

     bajo un techo y saliendo por un agujero en una cortina de hielo, que tengo que agrandar para poder pasar.



Las vistas desde la reunión, espectaculares

Luego viene un tramo de enlace corto 


hasta el siguiente escalón de nuestro cuarto largo, WI3-4. Que estiramos a toda la cuerda enlazando dos escalones para un total de 60 metros, este fue la zona más húmedo de la cascada, con incluso agua corriendo por el hielo en el resalte, lo que parece que es habitual en este largo. 


Nuestro quinto largo se quedo en solo 10 metros de WI3, 


para, después de otro tramo de enlace, llegar al último largo, WI4, un pilar, que según las condiciones y años, puede estar más o menos complicado. En nuestro caso, estaba tieso, pero se hacía bien.



El segundo día de escalada cambiamos de zona, nos vamos a Yoho National Park, anexo al de Banff, por el oeste, a la cascada más popular de la zona, en Field, la Guinness Gully, WI4, 160 metros y cuatro largos (dos para cada uno), con una aproximación corta de 20 minutos, en teoría, pues nos tiramos hora y media para encontrarla, después de una pechada para arriba y abajo de un cañón, otra evidencia de como se añoran las fantásticas guías de Francois Damilano de Alpes..... Sin duda si un día le da a alguien en hacer ese tipo de guías para aquí y para nuestro área del estado de Washington, se forra. Difícil de entender que no haya una guía buena y completa de la Meca de la escalada en hielo.

La cascada es mantenida en grado, en WI 3-4, los tres primeros cortinas de unos 50 metros y el último cortito de solo 15 metros. También es una cascada en la que no es gran problema encontrarse con más cordadas pues los largos se dividen por pequeños enlaces. De hecho nos encontramos otras dos cordadas de locales, lo que nos daba la satisfacción de que habíamos elegido venir donde los locales escalan.







El tercero y último día de escalada elegimos ir a quizá el muro más famoso de Canadá, donde escalar al sol, si no está nublado claro ...en zona diferente, en Jasper National Park, adyacente a Banff, al norte de Lake Louise, ... Tenemos desde Canmore, nuestra base, 2 horas de coche, pero que merecen la pena para situarnos bajo el Weeping Wall, donde la aproximación es 5 minutos desde el coche.









El muro tiene una parte inferior y otra superior para los más exigentes (con un pilar de WI6 y otros 170 metros). Elegimos la más asequible parte izquierda, 4 largos de WI4, 160 metros, muy mantenidos y similares, perfectos y disfrutones donde los haya, para cerrar con un sabor de boca perfecto.








En el segundo largo    


Aquí me encuentro con dos aragoneses, escalando paralelo, con lo que pudimos intercambiar buenas fotos de cordada a cordada (espero pronto recibir las suyas).



En el tercer y cuarto largo:   




A los pies de muro, al regresar a las mochilas, sorpresa, ojo con los cuervos,.... se las arreglaron para vaciar toda mi mochila y hasta abrir la cremallera del bolsillo de la tapa para llevarse una barrita y dejar un estropicio con todo esparcido....

El viaje de regreso, con tiempo aceptable, nos deleitamos con las vistas a las Rockies, ...... para pasarse una vida y no repetir montaña..... unas fotucas de ejemplo: