Follow by Email

jueves, 20 de diciembre de 2012

Otoño en el estado de Washington


El otoño nos deja y entra el invierno, desde hace ya algún tiempo no cesa de nevar por las montañas y los espesores de nieve se van acumulando sin descanso. Aquí no hay viento sur que deje limpias las montañas, cuando empieza ya no cesa....y la media de temperaturas se mantiene, ni frío ni calor, cerca de los cero grados.

Ha sido un otoño de disfrutar sobre todo de la bici. Después del St. Helens casi todos los fines de semana he disfrutado de los bosques, preciosos en otoño, conociendo diferentes lugares en los que el mountain bike es una delicia para los sentidos. Duthie Hill, Grand Ridge, St. Eduards, Tolt-McDonald, Tokul, disfrutando de la bici de montaña desde el primero al último kilómetro, por diferentes parques que están hechos para eso; salidas intensas, pocos kilómetros, no más de 25-30, una hora y media o dos por salida, con las pulsaciones a tope, exprimiendo al máximo las posibilidades de los caminos que se internan en los bosques de los parques y volviendo siempre a casa satisfecho.
He descubierto que el mountain bike se puede hacer durante todo el año sin embarrarse aunque llueva con asiduidad, dentro del bosque el agua drena muy bien y no se forma barro, estando sorprendentemente bien el terreno y en otoño con especial encanto, con las hojas tapizando los senderos, trazados para la bici. 
Intentando seguir a mis compañeros , mis habilidades se van perfeccionando un poco y ya me veo circulando a toda pastilla para no perder su ritmo y la estela, habituandome a los continuos toboganes, trampolines, saltos de troncos y raíces, repechos y bajadas técnicas, que si no vas con el camelback no te permiten el más mínimo respiro, ni para coger el botellín de agua. Lo siento, no hay fotos, vamos como locos....

video


También llegó el tiempo de hacer alguna incursión en la nieve, que se va acumulando sin cesar, da la sensación de cuando empieza a nevar en las montañas ya no para....

Me he acercado hasta Snoqualmie y a 45 minutos de casa los paquetones de nieve son ya considerables y circular sin raquetas (o sin flotación, como dicen por aquí) se hace casi imposible.





También, tiempo para disfrutar con las chavalas



y reponer fuerzas con al plato típico americano, como no...


El último fin de semana del otoño, después de unas semanas de viajes de trabajo, con ganas de recuperar la forma, aunque el tiempo no es bueno, he tanteado el monte bajo, descubriendo también que aún con mal tiempo está estupendo para la actividad aeróbica y coger fondo para el invierno. Me fui a las diez de la mañana,  para hacer un recorrido corto y volver a comer, el de Twin Falls (4.5 km ida y vuelta, hora y media subida y bajada, con poca nieve pero con agradable paisaje) y me dije, ya puestos, porque no dos recorridos para aprovechar el día ....y me cogí el coche y me fui a por otro, el Rattlesnake Ridge, continuando hasta el East Peak, total unos 14 km entre subida y bajada, este ya internándome por el bosque hasta que se acaba la subida con el East Peak a 1500m y con mucha nieve y visibilidad cada vez menor. Cuando se acaba la subida y el camino se torna descendente decido que es hora de dar la vuelta, llegando al coche casi al anochecer (menos mal que iba para hacer un poco de ejercicio, pero uno se lía....las ganas de coger invierno)








Por delante proyectos para mantenerse activo,.... el Rainier (4400m) en invierno, en subida exprés, y ....al final de la primera quien sabe si el McKinley....